Retratos

 

El 21 de Diciembre del año 2012, Christian Mera crea su plataforma virtual de retratos: www.retratosecuador.com.

Esta se convierte en una especie de álter ego, se presenta así con la gente, se camufla y comienza a brindar su trabajo. Experimenta una profunda emoción al poder conocer a la gente y ayudar a que esta se enfrente con sus propios espejos. Todo esto desde esta especie de anonimato, con profunda libertad y alegría internas.

Por primera vez en su vida es consciente de que “posiblemente”, la convivencia con los demás podría llegar a ser el eje de su proceso creativo; que hasta ese entonces le habría parecido “demasiado” intimo.

 

Influjos

Dentro de esta fase vital y artística, Christian Mera decide identificar, valorar y descifrar cada influencia que haya tenido a lo largo de su vida. Pintar a esos hombres y mujeres que han “contaminando” de alguna forma trascendental su ser y su línea. Retratar a quien cuyo aporte de pensamiento u obra haya tocado fibras internas y cambiado el curso de su camino en algún punto de su historia personal. 

 

Se trata también de una serie sin meta determinada; el artista afirma que lo seguirá haciendo mientras viva y que no renunciará a reconocer que su obra y su pulso son resultado del fluir de todos sus contemporáneos y antecesores.

 

La serie Influjos hasta el momento está conformada por retratos de: 

Oswaldo Guayasamín, Pablo Caviedes, Marco Martinez, Luigi Stornaiolo, Victor Delfín, Victor Jara, Pablo Picasso, Eduardo Kingman,Osvaldo Viteri, Jose Luis Cuevas, entre otros.

Cuando me preguntan sobre el tiempo que me lleva pintar un retrato me quedo en silencio, no se que responder y la verdad termino siempre diciendo cualquier cosa...

Pues un día mientras miraba uno de mis muchísimos autorretratos se me vino una respuesta.

No sé si demore un mes o dos... o quizás me lleve años terminar un retrato...o tal vez nunca lo termine.

La respuesta está en cada vivencia experimentada desde niño o en cada revancha que he dejado en lista de espera... en las carcajadas provocadas... en las personas que han dejado semilla y huella en mi vida.

La respuesta está escondida en cada sombra que tuve que superar para ver alguna luz... en los números que no utilizo y nunca creo utilizaré: el "teorema del tal Pitágoras” o en el máximo común divisor… en fin.

En la soledad... en mi confundida pubertad. En la duda de volverme un arquitecto o un diseñador gráfico ... en las muchas discusiones y deliberaciones sobre mi futuro. En la decisión de ser pintor y correr el riesgo... En las madrugadas yendo a clases y en los amaneceres de bohemia cantando en un bar.

El tiempo que demoro pintando un retrato se viene cronometrando desde que fui fecundado y parido... desde que decidieron arbitrariamente que me llamaría Christian.

Augusto Roa Bastos