Canto Inútil (en progreso)

Una serie sobre el cambio en el tablero que representó la pandemia para un pintor en una ciudad nueva.

Nos ha pasado por encima la pandemia y cada cual evaluó su mundo interior y su aporte al exterior. Pues resulta que mi profesión es la mas ilustre entre las ocupaciones sin ninguna importancia en tiempos apocalípticos. (En realidad nunca ha servido para nada y eso es lo bello).

Cuando estalló la bomba hasta a mí mismo me parecía que no era el tiempo de pintar, ni de rayar, ni de publicar, ni actualizar la web, ni hacer vínculos, ni vender y lo más grabe de todo de no comunicar nada.

El tiempo y la costumbre hicieron que despertara mi necesidad de opinar sobre lo que estábamos y estamos pasando. Comencé mi cuadro “Pandemia” que estará en constante proceso y cambio hasta que algo o alguien de por “terminada” la crisis sanitaria.

Después me puse a “firmar” y a mover mi mano sintonizando con el miedo, el encierro y la saturación de información estadística.

Por destacar está también el Tríptico Amarillo, Azul y Rojo, en el cual trato el tema de la coincidencia de mi regreso al país después de tres años de haber renunciado al concepto “Patria” y al asumir el encierro de la Pandemia en territorio “propio”.

A todos estos intentos de expresión le he llamado el canto inútil, mi vital e intrascendente necesidad de pintar en medio de una pandemia.

Galería